Vacaciones con tu gato I Efecto Mirringo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Vacaciones con el gato

Consejos prácticos para que te vayas de vacaciones con o sin tu gato

Sabemos que estás planeando disfrutar de tus vacaciones con un merecido descanso y un viaje a la playa, a un lugar frío o a tal vez a otra ciudad. Como sabemos que tu mirringo es parte fundamental de tu vida, nos gustaría ayudarte a planear muy bien el viaje, para que ambos estén listos ya sea para separarse, o si es el caso, disfrutar juntos estas nuevas aventuras.

Los gatos son muy reacios a los cambios en general, por lo tanto, la primera recomendación de nuestra experta Paula Andrea Bernal, Médica veterinaria zootecnista del CES, es buscar como primera opción no llevarlo lejos ni sacarlo de su zona de confort.

Como viajar con mi mascota

Conoce otras recomendaciones para esta temporada:

  • Buscar un cuidador permite que nuestra mascota no salga del hogar y reduce las posibilidades de que se genere una situación de estrés. Esta persona debe conocer al gato desde antes para generar empatía y un vínculo de confianza. Se debe prestar mucha atención a la rutina del gato, en especial en cuanto a la alimentación. Si hay algún cambio o anomalía se debe reportar de inmediato y buscar a un profesional para que la situación se mantenga bajo control.
  • La segunda opción es buscar una guardería especializada para gatos, pues son espacios más tranquilos, más urbanos y más confinados. Si los vamos a llevar durante nuestro viaje, es bueno planearlo con tiempo y así, mucho antes de viajar, llevarlo una o dos veces a pasar el día para que vaya reconociendo el espacio. Al momento de dejarlo varios días, es fundamental enriquecer el ambiente para favorecer su estadía, por ejemplo, llevando un objeto personal del propietario, y también recurrir al uso de ambientadores anti estrés, esencias naturales como las flores de Bach y los collares calmantes.
  • Si definitivamente la opción es llevarlos con nosotros, debemos adaptarlos desde antes al guacal, para esto una buena práctica es empezar a servirles el concentrado allí. También el uso de ambientadores y esencias relajantes es de gran ayuda para transportarlos. Sea en carro o en avión, es importante tener certificados veterinarios y asesoría constante, en especial la de un etólogo.
  • La última opción que tenemos (si el tiempo del viaje es corto) es dejar a alguien conocido encargado para llevarles el alimento y limpiarles la arena. Existen algunos casos donde se dejan completamente solos por uno o dos días, pero esto depende mucho del comportamiento del gato y de que este sepa medir su consumo diario de alimento.
  • Lo más importante en cualquiera de las situaciones es que conozcamos muy bien a nuestra mascota, pues así entenderemos mejor sus necesidades y a lo que sabe o no enfrentar.

Para ingresar a cualquier guardería o llevar de viaje a nuestros gatos debemos tener al día: 

  • examen de SIDA y Leucemia recientes
  • Vacunas triple felina y rabia
  • Desparasitación interna y externa