Primera vez con un minino en casa I Efecto Mirringo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Recomendaciones  para el cuidado de tu minino en casa

Primera vez con un minino en casa

Si tomaste la decisión por primera vez de tener un gatito: ¡felicitaciones! Comienzas una nueva experiencia que de seguro traerá mucha felicidad a tu vida. Sin embargo, sabemos que la novedad trae consigo muchas preguntas y queremos acompañarte en el proceso de adaptación que tu minino y tú emprenderán.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones importantes para tener en cuenta a la hora de llevarlo a casa. Presta mucha atención y toma nota.

Seguridad:

  • Cómo lo harías con un niño, lo primero que debes analizar es que el espacio sea seguro para tu mascota. Si tienes un balcón o una ventana alta, es recomendable poner una malla para gatos o barreras de protección.
  • Mira todos los lugares que tu gato pueda utilizar como escondite, por instinto ellos buscarán un lugar para protegerse si se sienten amenazados, así que intenta tapar todos los rincones que sean muy pequeños o peligrosos.
  • Bloquea los tomacorrientes que no uses y evita tener cables sueltos. Los gatos aman jugar con cuerdas y buscar en pequeños agujeros donde vean movimiento.
  • Mantén muy bien guardados tus medicamentos y evita los pesticidas. Recuerda también que hay plantas que pueden ser tóxicas para los gatos, como azaleas, begonias, eucalipto, flores de pascua, entre otros.

Llegada:

  • Escoge un lugar de tu casa poco transitado y cerrado como una habitación y coloca allí todas sus cosas antes de que llegue: arenero, rascador para gatos, juguetes, tazones para alimento y bebida. Ten en cuenta que el arenero y la comida deben estar lo más separados posible. Lo ideal sería que alguno de estos elementos provenga del lugar dónde el gato habitaba antes, así el tendrá algunos olores conocidos, lo cual hará más fácil su transición.
  • Puedes frotar un trapo limpio sobre el cuerpo de tu gato o ponerlo en el guacal en el que vas a transportarlo; luego con este podrás transmitir su olor a los muebles y elementos de la casa. Para los felinos detectar sus marcas olfativas tiene un efecto tranquilizante.
  • Cuando llegues a casa abre el guacal en la habitación que dispusiste para el gato, deja que salga en el momento que desee, no lo presiones; el saldrá lentamente a explorar el lugar, si ves que tarda mucho, es buena idea dejarlo solo
  • Los escondites son muy importantes para los gatos, por eso asegúrate que la habitación tenga cajas, casas para gatos o lugares donde ellos puedan resguardarse y sentirse protegidos; intenta que algunos de estos escondites estén más altos del nivel del suelo, los gatos prefieren los resguardos altos. Si ves que tu gato ha encontrado un escondite, no lo fuerces a salir de ahí, cuando se sienta seguro saldrá solo

Interacción

Aprende a conocer a tu gatito, no todos están preparados en el primer momento para que los acaricies o te acerques demasiado. Respeta su espacio, siéntate en un lugar de la habitación y espera a que él venga a ti; puedes ofrecerle comida o atraer su atención con un juguete. Si ves que nada funciona, inténtalo de nuevo más tarde, a veces esta primera interacción puede durar días.

Advierte a los miembros de tu familia que la presentación con el minino será gradual. No es conveniente que haya mucha gente en la habitación mientras él se adapta. A medida que se sienta más tranquilo, todos pueden ir entrando para permitir que los olfatee y se acostumbre a su presencia.

No te preocupes esta transición no será eterna, después podrás darle mucho amor a tu minino. Ahora prepárate para disfrutar de la presencia de tu gato en la vida, estos seres llenos de encanto te harán sentir totalmente afortunado de compartir cada día con ellos.

Síguenos en nuestras redes, cuéntanos tu experiencia con tu minino y ¡comparte!