Copito, un gatico que ayuda en terapias psicológicas I Efecto Mirringo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Gatos en el trabajo

Copito, un gatico que nos ayuda a encontrarnos con nosotros mismos

En los gatos encontramos algo misterioso y espiritual que nos cautiva al instante. Esa fascinación la hemos experimentado los humanos de todos los tiempos y culturas al compartir con ellos.

De hecho, una de las lecciones que hemos aprendido de los mirringos, y que es parte de su misterio, es que son una compañía que resulta sanadora. Esto lo decimos porque los gatos nos ayudan a romper la rutina, a disfrutar del presente, nos invitan a la risa con sus ocurrencias y, también, nos han ayudado a dejar atrás alguna tristeza que hayamos experimentado con su cercanía.

Beneficios de llevar el gato al trabajo

Todo esto ha sido notado por especialistas de la psicología, quienes han comenzado a integrar a los gatos a su trabajo por el gran apoyo que representan para los procesos terapéuticos de sus pacientes.

Uno de los aspectos positivos que más han estudiado estos profesionales son los beneficios del ronroneo, pues se ha encontrado que disminuye los niveles de estrés en las personas, aporta a la relajación de los músculos, e incluso, contribuye a bajar la presión arterial.

Consciente de esto, Mariana, una joven psicóloga, hizo de Copito su compañero de trabajo. Gracias a la ayuda de este hermoso felino ha logrado un nivel más alto de conexión con sus pacientes, además de obtener en sus consultas los beneficios antes mencionados.

Dejemos que sea ella quien nos cuente un poco más de este proceso:





Como vemos, el aporte de los gatos a nuestras vidas es más grande de lo que pensamos. ¡Ellos realmente nos ayudar a ser mejores en todas las dimensiones de nuestras vidas!

Y tú, ¿conoces ya a algún gato terapeuta? ¡Cuéntanos!