Cómo darle medicamentos a mi gato | Efecto Mirringo

Darle medicamentos a mi gato

Cómo darle medicamentos a mi gato

Cualquier tenedor de gatos experimentado puede confirmar que administrarle medicamentos es una tarea difícil y casi imposible para los dueños impacientes, por eso, en este artículo te daremos algunos consejos que puedes intentar para hacerlo un poco más rápido y lo más efectivo posible.

Tal vez pienses que tu gato es el más saludable del mundo y por eso nunca tendrás que suministrarle medicamentos, lo cierto es que en algún momento de la vida de tu mascota saldrás del consultorio del veterinario con una fórmula y el compromiso de seguirla al pie de la letra para ayudarle a tu mirringo a sentirse mejor y recuperar su salud.

Tips para administrar medicamentos a tu gato

Es muy importante que seas gentil a la hora de darle cualquier medicamento a tu gato y evites los métodos bruscos que lo asusten. Háblale suave y no pierdas la paciencia, para él también como para ti no es un momento desagradable y estresante.

Pastillas:

algunas personas intentan disfrazar la pastilla con bocados apetitosos, sin embargo, muchas veces no funcionan debido a que los gatos no devoran la comida, por el contrario se delimitan con ella saboreando cada pedazo, así que terminan por descubrir el engaño y dejan la pastilla a un lado.

Si tu gato es muy listo y descubre todos tus trucos, lo mejor será darle la pastilla de forma directa.

  • Toma la cabeza de tu gato desde arriba con delicadeza.
  • Intenta abrirle la boca con el dedo índice que tienes libre, ten cuidado de no lastimarlo y que no te muerda.
  • Pon la pastilla en su boca, lo suficiente para despertar el reflejo de tragar. Déjalo libre y ofrécele un poco de su concentrado Mirringo ¡Se lo ha ganado!

Pastillas

Gotas para ojos

Medicamento para los ojos:

estos son quizá los más complejos de administrar ya que debes inmovilizar a tu gato para hacerlo y luego en forma delicada, aplicar la crema recetada. Debes tener mucho cuidado de no tocar el ojo. Si se trata de gotas debes esperar a que tu gato abra sus ojos y apuntar al centro. Si te da miedo lastimarlo o no te sientes seguro lo mejor es pedirle al veterinario que te muestre cómo.

Jarabes:

a los gatos solo les gusta el agua fresca, así que si intentas diluir el jarabe en su agua es posible que no se la tome. Una herramienta que puedes usar es una jeringa, sin aguja; además de tener el tamaño apropiado para ponerla en su boca, te permitirá medir con exactitud la dosis que le debes suministrar.

Jarabes

  • Sujeta la cabeza de tu gato por la parte superior y levántala un poco.
  • Con gentileza y sin lastimarlo, alza el labio e introduce la punta de la jeringa entre los dientes apuntando hacia la parte de la garganta.
  • Inyecta el jarabe de forma constante pero lenta, dale tiempo a tu gato para tragar y presta mucha atención para que no se ahogue. Suéltalo y prémialo con su alimento favorito.

Medicamento para los oídos:

los oídos son una parte muy sensible de los gatos y hay que cuidarlos con especial atención. Pon una toalla o una cobija sobre tus piernas y carga a tu gato, comienza a acariciarlo para relajarlo, cuando esté listo le aplicas las gotas en sus oídos. Es probable que le moleste y saque sus garras o agite la cabeza dispersando un poco del medicamento, pero no repitas la dosis los veterinarios ya tienen en cuenta el posible desperdicio en la dosis recetada.

Gotas en los oidos

Recuerda que tu gato depende de tus cuidados así que no dudes en llamar al veterinario si tienes dudas o ves que el medicamento no funciona. Y por supuesto, no suspendas las medicinas por difícil que sea y tampoco administres las dosis a tu parecer ya que podría ser muy peligroso y pondrías en riesgo la vida de tu gato.