Infecciones respiratorias en gatos I Efecto Mirringo

Infecciones respiratorias

Infecciones respiratorias en gatos

Igual que las personas, los gatos también son susceptibles de sufrir en algún momento de su vida infecciones respiratorias como gripa o resfriados; la mayoría son causadas por virus o bacterias y es común que se presenten en las temporadas de lluvias y vientos. Otras posibles causas de las enfermedades respiratorias son las alergias, cuerpos extraños en las vías respiratorias, problemas dentales y hasta parásitos.

¿Cómo se componen las vías respiratorias de los gatos?

Las vías respiratorias de los gatos se dividen en un tracto respiratorio superior compuesto por la nariz, garganta y laringe y un tracto inferior conformado por la tráquea y pulmones. El sistema respiratorio de los gatos cumple con tres funciones principales: la primera es el intercambio gaseoso, es decir, la respiración; la segunda es la vocalización que es la producción de sonidos como maullidos y ronroneos que surgen desde la laringe; y la tercera es la regulación de la temperatura.


Infecciones

Las infecciones respiratorias más comunes en los gatos:


Bronquitis felina:

el principal síntoma es la dificultad para respirar, episodios de tos y ruidos al tratar de respirar. Se puede clasificar como aguda o crónica según el tiempo que lleve el mirringo presentando los síntomas. La forma de bronquitis más común es la aguda, la cual se presenta como consecuencia de un resfrío o una infección respiratoria; por otro lado, la bronquitis crónica es más grave y consiste en la irritación del revestimiento de los bronquios.

Insuficiencia respiratoria felina:

puede presentarse como consecuencia de una infección respiratoria que no fue tratada a tiempo o no tuvo los cuidados apropiados. Es una limitación que no le impide al organismo del gato realizar una ventilación apropiada, dificultándole tener adecuados niveles de oxígeno por lo que se puede ahogar al realizar ejercicio físico.

Asma felina:

es la inflamación de las vías respiratorias, lo que produce que se estrechen y generen mayores cantidades de mucosa, dificultando su respiración. En un inicio puede parecer un resfriado común, pero al ser una enfermedad progresiva si no se diagnostica y se trata a tiempo, puede tener graves consecuencias en la salud del gato. Generalmente esta afección se trata con inhaladores y con esteroides para prevenir los síntomas, algunos de ellos son: tos, dificultad para respirar, opresión en el pecho, ansiedad y respiración con ruido.

Asma

Neumonia

Neumonía felina:

es una infección que inflama los sacos de aire de uno o ambos pulmones llenándolos de fluido. Es grave en cualquier gato pero los gatitos muy jóvenes o muy mayores son los más afectados. Los síntomas van desde tos con flema, escalofríos y fiebre hasta dificultad para respirar. Lo ideal es que el  gato sea diagnosticado en las primeras etapas de la infección para tratarla con antibióticos que solo pueden ser formulados por un veterinario.

Rinotraqueítis felina:

también se le conoce como gripe felina y es una infección de las vías respiratorias, causada por por el virus del herpes felino tipo 1. Es altamente contagiosa y se ha podido comprobar que el virus puede quedar vivo en secreciones hasta una semana.  Por lo general, los gatos presentan fiebre, pérdida de apetito, decaimiento, ojos llorosos y mocos. Sin embargo, se debe tener en cuenta que los síntomas pueden variar de acuerdo al estado de salud general. En gatos sanos la infección puede pasar rápidamente, mientras que, en gatos con sida o leucemia pueden presentar síntomas más graves.

Rinotraqueítis

Rinitis felina:

afecta principalmente la nariz de los gatos ya que inflama su revestimiento mucoso, lo que produce estornudos, comezón en la nariz, congestión y mocos. No suele ser grave pero sí es un poco molesto para tu mirringo, generalmente se trata de una condición alérgica al inhalar polvo, polen o a los cambios de clima.

Las anteriores son las enfermedades más comunes que se dan en su mayoría en gaticos o gatos jóvenes, que han vivido en condiciones de poca higiene y rodeados de gatos enfermos, por eso, el orden y el aseo es la principal vía de prevención para estas enfermedades; también puedes evitar que tu gato salga cuando hace mucho frío o se exponga al comúnmente llamado “sereno”. No olvides que si tu gato presenta alguno de los síntomas descritos debes acudir al veterinario y nunca automedicarlo.


Fuente:

Juste, I. (2019) Remedios caseros para el resfriado del gato. Recuperado 2021 marzo 8 de https://www.expertoanimal.com/remedios-caseros-para-el-resfriado-del-gato-20119.html 

Affinity Petcare. (N/A) Qué puede causar que tu gato esté resfriado. Recuperado 2021 marzo 8 https://www.affinity-petcare.com/advance/es/gato/sintomas-de-un-gato-resfriado-y-como-tratarlo