Los gatos en la magia | Efecto Mirringo

Gatos en la magia

Los gatos en la magia

Los gatos son considerados como seres místicos en varias culturas, ligados a los sueños y la protección de las energías; incluso existe la creencia que mientras deambulan por la casa van liberando los espacios de malas vibras sin que su familia se de cuenta.

La fama de los gatos en la magia tomó mayor fuerza desde la edad media, donde son vinculados como los leales compañeros de los hechiceros. Algunos historiadores consideran que el origen de esta leyenda se debe a que las personas con conocimientos botánicos, físicos y estándares altos de higiene eran catalogados como hechiceros o brujos, para ellos los gatos eran su método de control de plagas y por eso, los cuidaban con gusto. Fue el papa Gregorio IX quien comenzó con la persecución de brujos y gatos.

Los gatos en otras culturas

La religión católica no es la primera ni la única que le atribuye a los gatos comportamientos mágicos; muchos años antes la mitología nórdica celta narraba una leyenda donde un gato negro toma el alma de los difuntos, de ahí nació el ritual del velorio, donde se ilumina al cadáver con velas y las personas lo cuidan para protegerlo contra el gato que se posa en el cuerpo para llevarse su alma.


En Egipto, la cultura y mitología demuestra un profundo amor por los gatos, prueba de eso es que algunos de sus dioses tienen rasgos y personalidades felinas, eran los acompañantes de los faraones y respetados por todos los habitantes, al punto de que si alguien mataba a un gato, podría correr la misma suerte.

Gatos magia

En otras culturas como la gitana, donde la interpretación de los sueños es importante, los gatos toman un rol de mensajeros, es decir, si sueñas con un gato negro podría representar el ingenio y la creatividad en la vida de la persona que lo sueña, también puede ser un llamado para prestar más atención a tus sentimientos y emociones. De esta forma el color de cada gato y la manera en que lo sueñas tiene una lectura diferente.

La magia


En países supersticiosos como Escocia, toparse en el camino con un gato es augurio de buena fortuna y encontrar a un gato negro en el umbral de una puerta por la que debes pasar promete prosperidad; de la misma manera, hallar un gato muerto o matarlo es de muy mala suerte. La creencia de los escoceses en la suerte que dan los gatos los llevó a nombrarlos como guardianes de las cavas de sus licores más apreciados, en términos prácticos, porque alejan a los ratones que contaminan la cebada y otros ingredientes para elaborarlos.

La magia de los gatos y sus poderes le dan la vuelta al mundo, incluso en la cultura japonesa los gatos son asociados al término de mensajero de la buena suerte. En conclusión, hasta el día de hoy sin importar el lugar del mundo donde te encuentres, los gatos, sus colores y comportamientos son un símbolo fuerte de magia, y cada encuentro con ellos puede tomarse como una señal.

En Mirringo, sabemos que no hay evidencia que compruebe la eventual magia, buena o mala suerte que transmiten los gatos, sin embargo, de lo que sí estamos seguros es que son seres especiales que tienen la habilidad de transmitir calma a través del ronroneo, y que llegan a la vida de las personas para enseñarles a amar sin compromisos, respetar los espacios y no esperar nada a cambio. A un gato no lo puedes obligar a quererte, es él quien elige hacerlo y acercarse a ti.

Magia-gatos

© 2022 Todos los derechos reservados