Tips para educar a tu gato | Efecto Mirringo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Cómo educar a un gato

Tips para educar a tu mirringo


Teniendo en cuenta que los gatitos son animales apenas semi domesticados, tu mejor aliado a la hora de educarlo será su disposición al aprendizaje, motivado por refuerzos positivos, es decir, los premios; ya sean unos deliciosos snacks o sus galletas favoritas.

Cómo educar a un gato dentro de la casa

Entre más joven lo eduques, mejores resultados obtendrás.


Cómo enseñarle a usar la arenera:

La mejor manera para enseñarle a un gatito cómo usar su arenero es ayudándolo a relacionar el olor de sus excrementos con el lugar en donde está ubicada la caja. La primera vez que lo haga, tómalo con un guante y ponlo en la arena; ahora lleva al gatito para que huela y reconozca que ese es el lugar en donde debe hacerlo. Felicítalo inmediatamente después de usarla.

Ubica la arenera en un lugar calmado y tranquilo, donde no haya ruidos bruscos ni mucha gente pasando. Para los gatitos es muy importante la privacidad, pero también la pulcritud; no la ubiques cerca a su área de alimento y agua. Recuerda mantener limpia la arena y recoger los desechos todos los días.

enseñarle a tu gato a usar el arenero

Recuerda limpiar la arena de tu gato

Cómo educarlo para no morder:

Esta conducta es natural en los gatos bebés; pelean con las paticas y atacan con uñas y dientes. A esa edad, debemos dejarlos que mordisqueen y recorran el espacio, ya que es fundamental para su conducta exploratoria. Cuando crecen, debemos enseñarles que la agresividad no es la mejor manera de relacionarse con los humanos. Pasadas las 3 semanas, cada vez que el gatito nos muerda en busca de juego, debemos fingir “estar muertos” o emitir un chillido, ignorarlo completamente y dejar de jugar, así el gatito relaciona el fin del juego con su actitud mordelona.

Para motivar su espíritu cazador y que tus manos no sufran las consecuencias, puedes usar un juguete tipo vara de pescar. Dale su recompensa cada vez que muerda sus juguetes y no a ti.

Recuerda también que los gatos son independientes y tienen sus propios límites, respétalos. Estando más grande, es probable que te muerda o arañe por haberlo tocado bruscamente o por ponerlo en una situación que lo haga adoptar una postura defensiva. Si tu gato necesita espacio, dáselo. Si no quiere que lo toquen, no lo hagas.

Cómo educar a un gato para que no muerda

Cómo hacer que deje de arañar los muebles:

Los gatos rasguñan muebles por dos motivos fundamentales: quieren marcar su territorio con las glándulas de sus patas y limar sus uñas. La mejor forma de evitarlo es introducirlos desde pequeños al uso del rascador. Cuando veas a tu gato rascando un mueble, llámale la atención con un aplauso o sonido repentino.

Cómo educar a un gato para que no dañe los muebles

El sonido lo asustará y dejará de arañar, pero recuerda solo usar este sonido específico para reprender esta conducta, si lo usas para regañarlo por otros asuntos, el gato se confundirá y no lo asociará con los rasguños. Llévalo inmediatamente al rascador para que sepa que ese si lo puede arañar.

Si insiste en dañar los muebles, cúbrelos con algún aroma cítrico o mentol, a los gatitos les desagrada ese olor. ¡Recuerda recompensarlo con galletas o caricias cada que use el rascador y no el mueble!

No olvides que la mejor recompensa, es Mirringo.