¿Cómo asear nuestro felino? I Efecto Mirringo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Cómo asear nuestro felino

¿Cómo asear nuestro felino?

Nuestros mininos aman estar limpios, pero le temen al agua. Suena contradictorio ¿verdad?; aunque a nuestras queridas mascotas les guste el tema del aseo, sufren la mayoría de las veces cuando se trata de darse un baño.

Es importante incluir la rutina de baño desde que el felino es un bebé, así él entenderá que es algo normal en su vida, no un castigo o una situación frustrante. Otra manera de asearlo es con un spray con agua, es un poco más tolerante y sobre todo para los más adultos.

Pensando en todo lo que puede suceder en el momento del baño, te compartimos algunos tips de cómo hacer de este un rato más ameno.

  • Muéstrate calmado y seguro: ellos pueden percibir tus nervios y esto los alterará.
  • Péinalo: antes de cualquier tipo de contacto con el agua, lo mejor es pasar un cepillo por su pelaje, por si está enredado.
  • Coloca una superficie de goma: en el lugar donde lo vayas a bañar, esto le permitirá estar más seguro, ya que le impedirá resbalarse.
  • Champú y acondicionador: utiliza productos adecuados, en el mercado se encuentran muchos que sirven específicamente para nuestros gatos. No uses productos de humanos, ya que podrías causarle algún tipo de afectación en su piel.
  • Evita mojar su cara: los felinos detestan esto, así que procura que el agua no toque su carita.  Mejor, al finalizar la ducha del cuerpo, toma una toalla mojada, aplica champú y limpia con mucho tacto, evitando tocar ojos y oídos.
  • Temperatura del agua: deber ser tibia, no uses agua ni caliente ni fría, estos extremos pueden enfermar a tu mascota.
  • Ducha: mójalo cuidadosamente por todo su cuerpo, aplica el champú y frótalo con amor. Hazlo sentir seguro y que este sea un momento de paz y tranquilidad.
  • Secado: puedes frotarlo con una toalla suavemente hasta que quede completamente seco, esto aplica para gatos de pelo corto. Si tu minino es de pelo abundante, sécalo un poco, péinalo para desenredar y usa un secador en la temperatura más baja.

Es importante que el mirringo no se exponga al exterior una vez terminado el baño, por el contrario, debe conservarse en su lugar habitual para que genere calor.

Esperamos que toda esta información te permita mejorar este momento con tu mirringo, sigue conociendo más de ellos a través de nuestras redes sociales como @EfectoMirringo y cuéntanos, ¿cómo bañas tu gatico?

Fuente:

  • Tomado de: Experto Animal
  • Tomado de: Bekia Mascotas