Mirringo > Actualidad gatuna > Bernardo es un gato feliz sin pulgas y garrapatas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Las pulgas y garrapatas en los gatos

Bernardo es un gato feliz sin pulgas y garrapatas

Bernardo es un gato que, como todos los felinos, está expuesto a tener pulgas y garrapatas. En días anteriores estuvo de paseo con su cuidador Sebastián; ambos se divirtieron y vivieron experiencias únicas, pero luego de llegar a casa, Bernardo no dejaba de rascarse. Su picazón era constante, se veía desanimado y triste, además, su excremento presentaba anomalías, lo que preocupó a Sebastián y decidió consultar con su veterinario. En la visita al veterinario, este les dijo que su condición se debía a garrapatas y pulgas que pudo haber obtenido por estar expuesto en la calle.

Controlar estos exoparásitos es una tarea tediosa, pues se encuentran en todos lados. Por eso, se deben tener en cuenta algunas precauciones para que nuestros gatos, al salir de casa, no se contagien, debido a que pueden estar expuestos a que pulgas y garrapatas succionen la sangre y afecten su comportamiento, provocando así enfermedades digestivas. Por fortuna, la condición por la que estaba pasando Bernardo tenía solución y Sebastián estaba dispuesto a brindarle el cuidado adecuado a su compañero de cuatro patas.

m-1

m-2

Empezó por realizarle los exámenes correspondientes para saber cuál era el tratamiento adecuado para Bernardo teniendo en cuenta su peso y edad; luego de eso, debían iniciar con la medicina que el veterinario le había enviado y esperar con paciencia y mucho amor su recuperación.

En primera instancia, a Bernardo le realizaron una desparasitación tanto externa como interna, llenándolo de fuerza para afrontar lo que seguía en el tratamiento, pues combatir estos pequeños enemigos requiere de cuidado y profesionalismo. Luego de unos días, Sebastián estaba con unos amigos

que le recomendaron usar diferentes remedios caseros, con el fin de que su gato se mejorara mucho más rápido. Sebastián evitó correr el riesgo y decidió ignorar estas sugerencias. Lo que no rechazó, fue hacer una infusión de ruda y trapear su casa con esta, ya que según dijo el veterinario, esta planta tiene componentes que se encargan de disipar todos estos parásitos.

Finalmente, todo salió bien. Bernardo estuvo sano y salvo. Sebastián, comenzó a poner en práctica cuidados como tener sus vacunas al día y desparasitarlo cuando es debido para no repetir este episodio.

La salud de nuestros amigos perrunos y gatunos empieza por nuestros cuidados. ¡Llénalos de amor, sigue siempre atento a sus vacunas y comportamientos!